Seleccione un buscador
"Desde siempre en tus manos"

Desde 1874. Somos fabricantes de pastas cerámicas para la industria, alfarería y cerámica artística, y arcillas naturales de modelar para manualidades, bellas artes y educación.

Nuestra inquietud es innovar, desarrollando productos con arcillas naturales que, en sus múltiples aplicaciones, satisfacen las necesidades de los usuarios más exigentes. En cada uno de nuestros fabricados empleamos experiencia y pasión, mimando cada detalle desde la concepción del producto hasta el proceso final de fabricación. 

El Sistema de Calidad, certificado según Norma ISO 9001:2015, es nuestro marco para la mejora continua, y la Responsabilidad Social y el respeto y cuidado por el Medio Ambiente son aspectos fundamentales en nuestra filosofía de empresa.

Desde siempre en tus manos, SIO-2® es tu marca.

Nuestra Historia

150 años fabricando barro

La empresa Cerámica Collet S.A. conmemora el 150 aniversario del inicio de su actividad en 1874, en L’Hospitalet de Llobregat (Barcelona). Esta historia, la de Can Batllori-Cerámica Collet, ha perdurado hasta la actualidad tras un siglo y medio fabricando barro para cerámica.

La familia Batllori-Collet proviene de una larga saga de alfareros de Sants. En 1874, Mariano Batllori Juvert construyó una casa, un horno y un obrador de alfarería en L'Hospitalet de Llobregat, para que su hijo, Josep Batllori Munné, continuara con la tradición familiar. Sin embargo, la muerte prematura de Josep en 1895 dejó la alfarería en manos de sus dos hijas, aún menores de edad. La empresa fue gestionada por un consejo familiar hasta 1917, cuando la hija mayor, Francisca Batllori Saumell, asume las riendas de la empresa.

Durante la primera mitad del siglo XX, la actividad artesanal se fortaleció con Calixto Collet Collet, marido de Francisca. Con una sólida formación artística, Calixto impulsó la empresa con una apreciada producción de cerámicas utilitarias y ornamentales para construcción y arquitectura, que se anunciaban como “Especialitat en tubos de totes dimensions, fets a màquina. Cairons i Trenca-aigües vernissats de varis colors. Tubos patentats, marca “Ideal”, vernissats per dins i fora. Models en terra Cuita, per a la construcció de façanes de totes menes” (especialidad en tubos de todas dimensiones, realizados a máquina. Baldosas y rompe-aguas barnizados de varios colores. Tubos patentados, marca "Ideal", barnizados por dentro y fuera. Modelos en terracota, para la construcción de fachadas de todos tipos) (revista L’Esguard, 1929). Las cerámicas de “Can Batllori” se convirtieron en referentes en el sector.

Al estallar la Guerra Civil española (1936), la empresa fue colectivizada. Los empresarios fueron expulsados bajo amenazas y los obreros que formaban parte de los comités de control se hicieron cargo de la actividad. Posteriormente, las instalaciones fueron incautadas por la Generalitat para fabricar munición de guerra. En 1938, se produjo una gran explosión y la fábrica se incendió. En 1939, la fábrica sufrió nuevos destrozos por los bombardeos en el municipio. Al finalizar la guerra, con las instalaciones totalmente destruidas, Calixto Collet consiguió la financiación necesaria para reconstruir la fábrica y reanudar la producción. Tras una década de grandes dificultades, Can Batllori pudo recuperar su posición competitiva en el contexto de las fábricas de cerámica de la comarca del Barcelonès.

En los años 50, Rodolfo Collet Batllori, hijo de Calixto y gran innovador, asumió el liderazgo de la empresa y orientó la fabricación hacia productos complementarios para la construcción, invirtiendo en los procesos productivos y logísticos para satisfacer las necesidades del “desarrollismo” español del momento. La empresa pasó a llamarse “Cerámica Collet”. En 1965, debido a la fuerte presión demográfica en los alrededores de Barcelona, la fabricación del barro se trasladó a una nueva planta en Esparreguera.

Fachada de la casa y entrada de la fábrica de Can Batllori en la actual calle Enric Prat de la Riba 76-82 de L'Hospitalet de Llobregat (años 20).

Preparación del barro en balsas de decantación
en la fábrica de L'Hospitalet (años 20).

Cerámicas utilitarias y ornamentales para
construcción y arquitectura de Can Batllori.

A partir de los años 50, la empresa orientó la fabricación
hacia productos cerámicos estructurales.

En los años 70, coincidiendo con la crisis de los materiales cerámicos para la construcción, la actividad de Cerámica Collet da un vuelco sustancial hacia la fabricación de pastas cerámicas, convirtiéndose en un proveedor de materia prima de calidad para alfareros y pequeñas industrias, lo que les permitió abandonar la elaboración artesana del “barro” y concentrarse exclusivamente en su actividad de cerámica acabada. El liderazgo pasó a los hermanos Rodolfo y Calixto Collet Ferrer, hijos de Rodolfo Collet Batllori, quienes impulsan la fábrica de Esparreguera y desarrollan el mercado de pasta roja de la Península Ibérica.

Pero el éxito del barro preparado no se quedó sólo en materia prima para cerámica. La visión de los hermanos Collet los llevó a invertir en una envasadora para formatos de 2 kg de arcilla destinados a las manualidades y educación. En 1979, nace la marca “SIO-2” y el primer catálogo, que se editó en 4 idiomas: castellano, francés, inglés y alemán. Ese mismo año, se crea la sociedad anónima Cerámica Collet S.A.

La marca SIO-2 se hace también extensiva a las pastas cerámicas y se populariza rápidamente en el sector industrial y alfarero del país. El éxito del producto y la aparición de nuevas necesidades lleva a los hermanos Collet a desarrollar nuevas fórmulas y tipologías de producto, incluyendo las pastas refractarias para ceramistas y escultores. En 1981, se produce la última hornada de piezas cerámicas en la fábrica de L’Hospitalet, dándose por concluida la actividad productiva, y sus instalaciones quedan como almacén y sede social de la compañía. 

En 1984, se inician las primeras ventas en exportación y se presenta al mercado la arcilla endurecible “SIO-2 PLUS”, que comenzó a promocionarse en ferias europeas. La gran demanda de pastas cerámicas y arcillas para modelar empujó a Cerámica Collet a realizar fuertes inversiones en la fábrica de Esparreguera, y la marca SIO-2 comenzó a ser también conocida en Europa.

Vista aérea de la fábrica de Esparreguera (1990).

En 1979, nace la marca SIO-2 y el primer
envase al vacío para manualidades.

Primeros catálogos SIO-2 de pastas cerámicas
para exportación (años 80).

La arcilla natural para modelar que endurece al aire SIO-2 PLUS
se promociona en las ferias españolas y estrangeras (1992).

A principios de los 90, desbordados por el éxito y sin descendencia, los hermanos Collet decidieron buscar inversores externos para hacer crecer y profesionalizar la empresa. En 1992, con la entrada de nuevos socios, la compañía tomó un nuevo impulso. Bajo la dirección de Jaume Casas y el apoyo de Rodolfo y Calixto Collet, se afronta la misión de aumentar la exportación, iniciándose una nueva etapa de inversión en instalaciones y equipo humano. La empresa llega al fin del milenio con crecimiento y con la obtención de la certificación ISO 9001 por su sistema de calidad.

Sin embargo, las tendencias del mercado en el nuevo milenio impactan en los resultados de la compañía y, en 2002, los accionistas deciden otorgar la gestión de la empresa al equipo directivo, encabezado por Rafael Boixadera y Antonio Márquez, para adaptar las estrategias comerciales y los activos humanos y materiales a las nuevas necesidades y exigencias del mercado. En 2003, la sede social se trasladó a Esparreguera y se intensificaron las estrategias de marketing y optimización de recursos.

En 2005, se decide invertir en la distribución de suministros para cerámica y se adquiere una tienda en La Bisbal d’Empordà, que se traslada el año siguiente a Vulpellac, bajo la marca “Àngela Colls”. En 2009 y 2010, se abren nuevas tiendas físicas en Esparreguera y Barcelona, y una tienda online. El objetivo es dinamizar y popularizar la cerámica artística, aprovechando la corriente creativa del momento.

A partir de 2015, la empresa experimenta un fuerte crecimiento gracias a la materialización de los esfuerzos y estrategias iniciadas años atrás, y, en 2016, se crea la filial Collet Clays Corp., destinada a la importación y distribución de las pastas cerámicas SIO-2 en los Estados Unidos.

Cerámica Collet S.A. llega a su 150 aniversario como líder en fabricación de pastas cerámicas y arcillas para modelar, con un nivel de exportación del 70%, y ventas en más de 50 países de los cinco continentes. Es la historia de una empresa centenaria que ha sabido adaptarse a las necesidades del momento y reinventarse cuando ha sido necesario para prevalecer de generación en generación. Una empresa con resiliencia y sólidos valores, que, por encima de todo, ha acertado al creer en las personas.

Sede, fábrica y almacén de Cerámica Collet en Esparreguera (2015).

Primera tienda "Àngela Colls" en el Raval de Barcelona (2010).

Automatización integral de la producción (2021).

Tienda "SIO-2 Store" en el Raval de Barcelona (2022).

Producto añadido a la lista de deseos